PULSE es un wearable diseñado para aquellas personas que padecen ansiedad, sea cual sea su grado.  Con un diseño versátil, permite al usuario llevarlo de diferentes maneras. Además, es discreto y su motor silencioso, para que pueda utilizarse en cualquier lugar y situación.

¿Cómo funciona?
La esfera cuenta con un motor de vibración dirigido por dos botones. Uno para la activación/desactivación del motor, y otro para cambiar entre los dos ritmos: Respiración, y conteo.
El funcionamiento analógico, sin pantallas ni gestualidades, permite un control total del funcionamiento de la esfera, al mismo tiempo que reduce la atención necesaria para utilizarlo. Esto hace que pueda usarse en cualquier momento y en cualquier lugar.

Alimentación
PULSE funciona con un batería de litio recargable. Para eliminar cableado y entradas innecesarias, la esfera utiliza un sistema inalámbrico.  
Para facilitar  una perfecta alineación entre Transmisor y Receptor y conseguir una carga óptima, la estación de carga cuenta con una hendidura que permite colocar la esfera de manera que no se resbale, permita al usuario cogerla de manera fácil, y asegure las condiciones pefectas para el sistema de carga.
En la base, una curva de leds blancos indicará el estado de la batería: si todos los leds están encendidos, la batería está llena. Si solo están encendidos los dos primeros, la batería está baja. De esta manera, para consultar el estado de la bateria, solo hace falta depositar PULSE en la base.
Respetuoso con el medio ambiente
PULSE está hecho de plástico cromado para imitar al aluminio. De esta manera, no solo se favorece el sistema de carga inalámbrico, sino que la esfera es más ligera.
Y, dado que creo en el diseño responsable, el plástico empleado es reciclable, al igual que el papel empleado en la comunicación gráfica del proyecto.
Back to Top